lunes, 27 de abril de 2015

Día de empezar de cero

Blank Pages In An Open Notebook
Blank Pages In An Open Notebook via photopin (license)
Lo que sigue es el recuerdo del recuerdo de algún libro en el que alguien dijo que había leído. No crean nada. En todo caso: para algunos físicos,  dado un cacho de espacio-tiempo, y los supuestos teóricos de rigor, los universos tenderían a formarse solos. Claro que puede fallar: las fuerzas fundamentales podrían tomar valores que hicieran colapsar el universo, o que permitieran que todo se disipara en radiación demasiado rápido.

Ahí entra en acción el principio antrópico: sabemos que estamos en un universo que salió bien porque estamos aquí para decirlo. Pienso, luego existo. Simple.

No es bueno andar antropomorfizando, pero si me permiten: esto equivale a decir que Dios juega a los dados —pero muchos, muchos dados—, y vivimos en una generala servida.

Otros físicos agregan una idea casi gratuita, que cambia el panorama: cada universo que no llega a ser deja un residuo. De ese residuo puede, o no, formarse otro universo.

¿Suena conocido? Si las características de un universo determinan las características del residuo, existirán residuos más "universogénicos" que otros. De entre esos, algunos producirán universos más estables, con mayor capacidad de "provrear", y por lo tanto tendrá a aumentar en proporción frente a los otros.

En este caso, que me encanta, Dios sale del bar, deja a los muchachos con los dados, y sube a su piecita a escribir. En este modelo, nuestro universo no es más que uno en una inmensa cadena de borradores, esperando su turno para que lo arruguen y desechen por otra versión mejorada.


95 palabras de yapa

—¿Y, la levantaste?
—¿A la piba? Sí, la ayudé.
—No, nabolín, te pregunto si te la levantaste.
—La levanté y seguí corriendo.
—Ajá, saliste corriendo.
—Se-guí corriendo. Estaba corriendo, me choqué y seguí. No rompas, Juan.
—No rompo. Solo aviso que las minas no caen del cielo, y vos chocaste con una.
—¿Lo cual, por una lógica enferma, la transforma en material de levante?
—Por supuesto. Tenés la excusa para charlar.
—No se me ocurriría hacer algo así, ni sabría cómo.
—Claro que no sabés, por eso tenés que practicar. Fracasar mucho y todo eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada