viernes, 9 de octubre de 2015

Día de estar a la espera

Water arc over man

A través de Scientific American me entero de que el matemático japonés Shinichi Mochizuki publicó en 2012 la prueba de una conjetura matemática que llevaba 27 años sin ser resuelta. El problema es que nadie ha logrado comprender la prueba, de tan abstracta que es —abstracta para las matemáticas, lo que es decir mucho.

Qué belleza de momento, una especie de Tiempo cero científico. Como en el cuento de Calvino, en que el razonamiento del cazador detiene el tiempo en el momento en que no se sabe si su lanza dará en la fiera o la fiera caerá sobre él, la prueba de Mochizuki permanece en un limbo pre-científico. Un estado por el que todas las ideas y descubrimientos han pasado, pero suele olvidarse. Amamos las historias de héroes: Galileo, Newton, Einstein, Watson y Crick, Pasteur. Nos encanta contar "entonces demostró tal cosa" como si un solo acto de pensamiento, un solo experimento cerrara el caso; pero eso no es del todo ciencia. Para serlo falta el componente social: montones de otros estudiosos que le buscan la quinta pata al gato, que repiten la experiencia, la observación, el razonamiento hasta darlo por bueno. Solo entonces la lanza llegará a destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada