sábado, 18 de julio de 2015

Día de adentrarse en lo desconocido

[...] Todo conocimiento científico es incierto. Esta experiencia con la duda y la incertidumbre es importante, Creo que es de un gran valor, que se extiende más allá de las ciencias. Creo que para resolver cualquier problema que no haya sido resuelto antes, tenés que dejar entornada la puerta a lo desconocido. De lo contrario, si ya te decidiste de antemano, podrías no resolverlo.
Cuando el científico te dice que no sabe la respuesta, la ignora. Cuando te dice que tiene un presentimiento de cómo va a funcionar, está incierto sobre el tema. Cuando está bastante seguro de como va a funcionar y te dice "Apuesto a que así es como va a funcionar", aún tiene algo de duda. Y es de fundamental importancia, para poder progresar, reconocer esta ignorancia y esta duda. Debido a que tenemos la duda, nos proponemos buscar nuevas ideas en nuevas direcciones. [...]
Así que lo que llamamos conocimiento científico hoy es un conjunto de afirmaciones con grados varios de certidumbre. Algunas de ellas son muy inseguras, algunas casi seguras, pero ninguna tiene la certeza absoluta. Los científicos están acostumbrados a esto. Sabemos que es consistente vivir y no saber. Alguno dicen, "¿Cómo podés vivir sin saber?" No sé qué quieren decir. Yo siempre vivo sin saber. Eso es fácil. Como llegás a saber es lo que quiero saber.
Esta libertad de dudar es un asunto importante en las ciencias y, creo, en otros campos. Nació de una lucha. Fue una lucha lograr que estuviera permitido dudar, no estar seguro. Y no quiero que olvidemos la importancia de la lucha y, por defecto, dejemos que la cosa caiga. Siento que tengo una responsabilidad como científico que sabe el gran valor de de una filosofía de la ignorancia satisfactoria, y el progreso que ha sido posible por tal filosofía, un progreso que es fruto de la libertad de pensamiento. Siento la responsabilidad de proclamar el valor de esta libertad y enseñar que la duda no debe ser temida, sino que debe ser bienvenida como la posibilidad de un nuevo potencial para los seres humanos. Si sabés que no estás seguro, tenés una chance de mejorar la situación. Quiero exigir esta libertad para las futuras generaciones.
Richard P. Feynman, "The uncertainty of science". The meaning of it all. Thoughts of a Citizen-Scientist, 1998.

"blind flight"

De yapa

Opaco. La primera impresión es esa: el teatro es opaco. Con los reflectores apagados, una lamparitas mínimas tratan de iluminar el ambiente; pero las paredes pintadas de negro secuestran la luz y devuelven un reverbero como de eclipse. Los sonidos también mueren en las butacas, el telón, la alfombra. Las voces también suenan opacas. La sensación es la de estar en otro planeta, en el fondo de un cráter cubierto de butacas.
Entre tanta opacidad, Luján refulge, salta de un lado a otro como un gato. Participa en cuatro conversaciones a la vez, risueña cuando mira hacia un lado, seria cuando habla con otros. Me pregunto si es una falsa.
A mí, al menos, me sonríe, me llama ("¡In!", suena la voz desde la Luna) y me invita a acercarme al escenario.
—Es todo un despelote. Nos faltó Richard, así que va a estar Paulo haciendo su papel, pero no es lo mismo. Vos mirá, entendé lo que puedas y después hablamos.
Me da la espalda y llama a todos para el ensayo. Antes de empezar se acerca al Paulo, un morocho con pinta de portorriqueño o similar, y le encaja un chupón casi obsceno. ¿Estará por perder el protagónico, el tal Richard?

Lo de entender lo que pueda resulta un problema: Luján interrumpe la obra constantemente, pasa de actriz a directora y otra vez a actriz sin preaviso, y no siempre me doy cuenta. Me dirán que soy una bruja, pero supongo que eso indica que muy buena actriz no es. Salvo que haga de sí misma. O que sea de esas a las que se les pega el personaje. Como sea, la cosa va de drama familiar que comienza costumbrista y se vuelve más y más extraño a medida que avanza. Qué hago aquí, me preguntarán ustedes, vos que te dedicás a hacer vidrieras. Pregúntenle a Luján, queridos. Capaz que reconoció mi talento, capaz que soy mano de obra barata. Sea como sea, algo se me va ocurriendo. Saco el cuaderno y me pongo a dibujar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada