lunes, 27 de julio de 2015

Día de pinchar un globo

Project 52.4 : Surprise De las malas costumbres que tenemos al pensar, el sesgo de confirmación es la más común, la más insidiosa. Basta que nos digan, por ejemplo "los de libra son amarretes" (signo y adjetivo aleatorios) para que salgamos en una cacería de brujas interior, buscando librianos agarrados u ocasiones en que uno de ellos lo fue, que tanto da. O afirmar que las iniciales repetidas conducen a la fama. O que muchos músicos de rock mueren a los 27.

A fines de 2011, cuando la muerte de Amy Winehouse revivió el tema, un grupo de estadísticos puso manos a la obra. Primero definió "famoso": músicos que hubieran llegado  al número uno con un disco en los ranking del Reino Unido. Luego se fijaron cuándo habían muerto. Resultado: no hay ninguna tendencia a morir a los 27.

Cuando cuento esto, curiosamente, me dicen que soy un pinchaglobos. Un globo bastante raro, mire usted. A cambio, tenemos un estudio serio allá afuera con oraciones como esta:

Encontramos alguna evidencia de un conjunto mayor de muertes entre los 20 y los 40 años en la década de 1970 y primeros 80. Este patrón llama particularmente la atención porque no hubo muertes en ese grupo de edad a fines de los 80. La diferencia puede deberse a mejores tratamientos para la sobredosis de heroína, o el cambio en el ambiente musical desde el hard rock de los 70 al dominio del pop en los 80.

O la joya:

Aunque [en el muestreo] solo capturamos a tres de los siete miembros famosos del club de los 27, sí pudimos capturar a siete Muppets.

Da gusto, gente, da gusto.


Wolkewitz Martin, Allignol Arthur, Graves Nicholas, Barnett Adrian G. Is 27 really a dangerous age for famous musicians? Retrospective cohort study BMJ 2011; 343 :d7799

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada