sábado, 18 de julio de 2015

Día de hacer lo que se puede

Del compendio de conjugaciones irregulares de adjetivos:

Yo soy perseverante.
Tu eres obsesivo.
Él es terco como una mula.

Palabras de yapa

Te quedás mirando la cara del tipo. La mirada es completamente seria, salvo un leve arqueo en las comisuras. Pero pueden ser arrugas nomás. Aceptás la mano tendida.

-Luscious -te presentás.

Sonríe.

-¡Bien hecho! -Levanta la mano e indica con dos dedos que cobren ambas mesas.- Vamos.

-¿A dónde?

-A un lugar más apropiado para escritores que este templo de Venus. Por desgracia,  son los que más abundan; Atenea nunca fue tan popular.

Se pone el saco y emprende el camino a la salida.

-No pagué.

-Betty o Peggy lo anotarán en mi cuenta. O me lo perdonarán. Venus es voluble.

El hombre que dice llamarse  Paul McCartney abre la puerta.

-No voy a tomar un taxi con un desconocido.
-No, por supuesto. Caminaremos. San Telmo está acá nomás.

No es cierto, pensás. Está a kilómetros de frío. Pero el pseudo Beatle ya se aleja a una velocidad insospechada para sus años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada