miércoles, 27 de mayo de 2015

Día de dictar sentencia

Foto por JPL. Haced de ella lo que queráis.
En su libro sobre la metáfora en poesía, George Lakoff* propone que la Gran cadena del ser es una herramienta que utilizamos a la hora de interpretar metáforas o dichos. La idea es que, a lo largo de esa escala cultural que va desde lo inanimado hasta el hombre o Dios según el caso, no tenemos mayores dificultades en "mapear" (en jerga Lakoffiana, hacer corresponder características de) una afirmación hecha sobre un ente menor a un ente que esté más arriba. Gracias a eso, no tenemos mayores dificultades en entender que el dicho "cuando el carro avanza, los melones se acomodan" no se refiere necesariamente a los problemas de transporte de frutos de gran tamaño; y que "un clavo saca otro clavo" nada tiene que ver con una técnica de carpintería que ni siquiera imaginamos. Más aun, si viniera Zublok del planeta Qruic y, alzando su pseudópodo en alto, nos dijera "Hasta el adhesu más crunto se infleza cuando acricede", sabríamos que está hablando de un concepto tal como hacer de necesidad virtud.

Esto, además de dar lugar a frases maravillosas como la de los melones, implica que tendemos por reflejo a mapear cualquier tontería que se nos diga sobre las entidades de nivel más alto. Lector, lectora de estas humildes líneas le propongo un juego: vaya a un generador de palabras aleatoria como este. Escriba aparte unas líneas que comiencen "La vida es como...", "El amor es como...", "La amistad es como...", "Una madre es como..." y luego complételas con el primer sustantivo o verbo que le aparezca (sáquele el "como" si queda mejor). Le apuesto a que, de una manera u otra, le puede agregar una segunda oración que explique la primera.

Dejo las mías:

La vida es mantenimiento. (¿Tengo que explicarla?)
El amor es como puntos. Cada uno no vale nada, pero todos forman una figura.
La amistad es como lavar. Si uno se ensaña con sacar una mancha, al final la empeora.
Una madre es como una montaña. (Hola mamá. No, no voy a poner nada para no meterme en líos. No, no estás gorda, nada que ver. Basta, vieja, hay gente leyendo. Ay, te dije vieja. Perdón)


*Mi sanatero lingüístico favorito.

Palabras de yapa

Salido ya de un resfrío sotreta, mañana vuelven. Como dijera Zublok: hasta la hacienda baguala cai al jagüel con la seca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada