jueves, 7 de mayo de 2015

Día de tomar sol

bombones
bombones by Olga Berrios, on Flickr

Lo he dicho montones de veces en clase de genética: como regla general, no existen los genes "para". No hay un gen para la trompa del elefante, ni para huir del sol fuerte, ni para apreciar la música.

Pero le llevo mandarinas al más chico cuando sale del jardín, y se niega a seguir caminando. Alfajores, manzanas, cereales o bananas los come en movimiento; pero las mandarinas no. Me pregunto cómo es posible que tenga la misma preferencia que yo por comer mandarinas sentado al sol, si nunca me vio hacerlo. A ver si resulta que hay un gen para eso.

104 palabras de yapa

AZRAEL666: ¿Es lesbiana?
LUSCIOUS: ¿Luján?
AZRAEL666: Ingrid
LUSCIOUS: No.
AZRAEL666: Parecía.
LUSCIOUS: No, no es. ¿Mucho?
AZRAEL666: Un poco.
LUSCIOUS: No es.
AZRAEL666: ¿Y Luján?
LUSCIOUS: No sé. Tampoco, creo.
AZRAEL666: Te falta sexo.
LUSCIOUS: Va a haber.
AZRAEL666: No te creo. Demasiadas vueltas.
LUSCIOUS: Va a haber.
AZRAEL666: Te falta sexo.
LUSCIOUS: Ya me dijiste.
AZRAEL666: A vos, te falta. Por eso no escribís.
LUSCIOUS: Hemingway.
AZRAEL666: ?
LUSCIOUS: El que vive lo que escribe, o escribe sobre lo que vive. Yo soy Salgari.
AZRAEL666: ¿O sea?
LUSCIOUS: No hace falta vivir para escribir. Mirá la fantasía, el terror, la ciencia ficción.
AZRAEL666: Igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada