sábado, 2 de mayo de 2015

Día de hacer un ajiaco

Ajiaco
Ajiaco via photopin (license)
Decíamos ayer:

En 1958, el economista Leonard E. Read pubicó el ensayo "Yo, el lápiz". En él hace una defensa del liberalismo e ilustra el concepto de la "mano invisible" de Adam Smith a través del detalle de los componentes de un lápiz. Particularmente, del hecho de que nadie sabe hacer un lápiz. Ni el presidente de la compañía fabricante, ni sus operarios, ni los mineros que extraen los materiales necesarios para hacer la mina, ni los leñadores, ni los trabajadores de aserraderos... nadie.

Liberalismo aparte, el hecho subsiste: nadie sabe hacer un lápiz. Es una obviedad grande como una casa, una perogrullada como pocas, y sin embargo más de uno se olvida de que todos dependemos del trabajo de otros hasta para hacer lo que consideramos nuestra especialidad.

Todo aquel que se considere un "self-made man" debería recordar que no sabe hacer un lápiz.  Que no inventó la tecnología que aumentó su probabilidad de sobrevivir a la infancia; que no sabe hacer ladrillos para construir una escuela, ni el papel de los libros que leyó, ni el sistema legal que le permitió intercambiar dinero, ni el dinero mismo. Innumerables otros actuales y pasados forman parte de nuestra vida. Si es posible hacer de la vida una obra de arte, inevitablemente será una obra colectiva.

Fue el día del trabajador. Ojalá haya un futuro en que se una con el día de la cooperación. O del lápiz.

99 palabras de yapa

—No entendés. Estás mejor que a los veinte. A los veinte, enganchar veinteañeras era difícil. A los treinta, una papa.
—Cuchame, experto, ¿desde cuándo estás casado vos?
—Ta bien, ya sé. Lo mismo, que yo sea un gil no significa que vos lo seas también.
—No sos un gil, Juan. Ni lo fui yo.
—Pero nos portamos demasiado bien. Esta es tu oportunidad de portarte mal. Putanear, en una palabra.
—Vos querés que yo haga las cosas que vos no podés hacer.
—Totalmente.
—Es lo más parecido a prostituirme que me han propuesto nunca.
—Exacto. Cobrame lo que quieras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada