lunes, 9 de marzo de 2015

Día de arrancar la curita

Face Off
Face Off via photopin (license)
¿Se acuerdan de "Vulnerables"? En una de las temporadas Alfredo Alcón hacía un personaje atormentado por la culpa de un accidente en el que había muerto su hijo mayor. Tras mágicas sesiones de terapia, el tipo lograba armarse de valor y hablar del tema con su hijo menor (Nicolás Cabré, creo). Y lo hace, cuando abre su corazón con todo el esfuerzo del mundo y le cuenta al chico lo que pasó, recibe la respuesta; "sí, ya lo sabía".

Si hablamos de escenas "como la vida misma", esta me parece de colección. La vida es esencialmente anticlimática (¿anticlimáxtica?).

Se me ocurren, en el fragor de la escritura ociosa, dos tipos de anticlímax. Uno es al estilo Neil Gaiman:  la cosa se viene, se viene, se viene... y cuando llega, ocurre a través de un acto inesperado, usualmente simbólico, importantísimo pero sin la pirotecnia que veníamos esperando. Un poco como lo de Vulnerables.

Por otro lado, está el anticlímax estilo Lost: cosas importantísimas que suceden sin previo aviso, salidas de la nada y cambiando todo. Pero que en el siguiente capítulo, es decir dos segundos después, tienen que naturalizarse para seguir adelante. Sí, sí, todo muy trascendental pero ¿sabés qué? Tengo muchos urgentes para andar preocupándome por lo importante.

O tal vez esté siendo injusto con la narrativa y con la vida. A veces los clímax ocurren, pero la vida sigue mientras que la narración pone punto final. En ese caso, agrego un tercer, falso anticlímax: el de "El señor de los Anillos", donde el clímax ocurre, pero queda mucho, mucho por recorrer hasta que uno puede decir "Bueno, estoy de vuelta".

61 palabras de yapa

—¿Vas vos?
—Voy. ¡Ya va, ya va! Ani, ¿las llaves?
—Sobre el...
—¡Listo! ¡Ya va, che! ¡Qué rompebolas!
—Sí, un gusto verte también.
—Qué hacés, Mi. Pasá. ¿Venís solo?
—Eeem. Sí.
—¿Viste qué observador? Soy el Sherlock Holmes de Urquiza.
—Primero aprendé a buscar las llaves dentro de tu casa, Sherlock.
—Hola, Ani.
—¡Hola Migue! ¿viniste solo?
—Elemental, mi querida Watson.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada