martes, 17 de marzo de 2015

Día de desconfiar de todo

Girlfriends
Girlfriends por Julien Belli, en Flickr
Un biólogo alemán, convencido de que el sarampión es una enfermedad psicosomática ofreció cien mil euros a quien demostrara que era causado por un virus. Vino un médico, juntó los estudios pertinentes y reclamó el premio. La justicia alemana acaba de fallar a favor del médico.

Lo que asombra es la inmensa falta de fe en las personas que requiere una postura como la del biólogo. Para llegar a pensar como lo hace, el tipo tuvo que tachar internamente de mentirosos/estúpidos a sus profesores, a los investigadores originales sobre el sarampión y su causa, a los que desarrollaron la vacuna, a los epidemiólogos que estudiaron sus efectos (y falsearon las estadísticas), a las personas que trabajan en hospitales que ocultaron los casos de sarampión en vacunados, a los que financiaron a toda esta gente, a los que auditaron a toda esta gente, a los padres que no denunciaron que sus hijos se enfermaban igual, a los psicólogos que se dieron cuenta de que podían curar el sarampión, y un etcétera para las personas que no se me hayan ocurrido. Todos engañadores o engañados frente al tipo que encontró la verdad.

Ahora espero que el biólogo publique un libro de autoayuda: me vendría bien aprender a tener una pizca de tanto ego.

70 palabras de yapa

Hace rato que no corro; me siento como si estuviera empujando un camión para que arranque. Por suerte hay poca gente, si no pensaría que todos me miran. Basta, In, no estás tan gorda. No, pero estoy del lado más bien rectangular de la vida. Las semanas en lo de mis viejos no ayudan: mamá me embucha como si tuviera dos años y me hubieran encontrado desnutrida en la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada