miércoles, 11 de marzo de 2015

Día de preparar un ritual

Fogón, por Juan Pablo Luppi. cc
Se trata de resonar. Suena la nota del piano, y la copa vibra con la misma frecuencia. Se trata de ponerse en círculo, de verse las caras; o de mirar todos hacia el mismo lado, pero todos viendo lo mismo. Se trata de entonar un canto, de oír una historia, de ver una película, de bailar, de alentar al mismo equipo. Se trata de resonar.
Cuanto más largo, cuanto más repetido, mejor. Los patrones se repiten, se amplifican, se sincronizan. Así sucede que mirás al de al lado y sabés que estás dentro de su cabeza, que él está dentro de la tuya; los dos pensando lo mismo. Comunión es la palabra, aunque la hayan tomado prestada para otras cosas.
Tiene algo de siniestro, también. Pensamiento único, idea fija, esas cosas. Pero es lo más cerca de la telepatía que podemos estar.

64 palabras de yapa

—No sé, Ani. Si mi pareja se rompe, algo tendré que ver.
—Ponele.
—¿Y cuándo pasó?
—Hace un mes.
—¡¿Qué?! Pero, ¡la puta que te parió!
—Ani, pobre pibe.
—Ningún pobre, amor. Este, este... tarado se lo viene callando hace un mes. ¿Qué clase de amigos somos para vos, eh? ¿Cómo no nos decís?
—No sabía qué hacer.
—Si no sabés qué hacer, ¡preguntá!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada